Consejos para que tus avarcas luzcan como el primer dia


Que nuestras avarcas siempre cuenten con un cuidado es algo necesario, no solo a nivel estético sino también por higiene. Debemos de estar concienciados que el trato a este calzado de piel típico mernoquin es delicado, pero para ellos desde Monica Menorca os ofrecemos esta serie de consejos para conseguirlo, de una manera rápida y sencilla.

Para comenzar indicaros que debemos evitar el agua, ya que la piel es un material no lavable, y para su cuidado debemos evitar el contacto directo con el agua.

Además no useís jabón. Si vuestras avarcas cuenta con una pequeña mancha, sera mucho mejor usar el acondicionador para pieles en lugar del jabón, ya que los niveles de ph de este ultimo, podrían dañarlas.

Un buen truco para su limpieza es humedecer un paño. Aunque como hemos dicho el agua esta prohibida, si podemos humedecer un paño y frotar la mancha con él, aplicando un poco del acondicionador que acabamos de citar, hasta que se cree una espuma.

También debemos evitar los cercos. Para ello usa un cepillo suave, de cerdas naturales y que no rayen o dañen la piel, y frotar de forma uniforme. Una vea realizado esto, retira la espuma con un paño limpio.

Para que se sequen, la mejor manera es dejarlas a la sombra y no usarlas hasta que estén completamente secas. También se debe evitar las fuentes directas de calor, y recordar que la luz natural es la mejor forma para secar nuestro calzado.

Por ultimo, y para finalizar el cuidado de nuestras avarcas, aplicar betún nutritivo incoloro o de la tonalidad de nuestras avarcas, con ello conseguiremos cuidar la piel y evitar que se agriete ademas de que también tapara las rozaduras.

Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda para el cuidado de vuestras avarcas, y podáis disfrutar de ellas mucho mas tiempo.

Si tenéis alguna duda con respecto a ello, podéis hacerla llegar a través de nuestro email info@avarcas-menorquinas-menorca.es, de nuestro formulario de contacto y de nuestro teléfono 971 381 923

Consejos para que tus abarcas menroquinas luzcan como el primer dia


Sin comentarios