Blog

Cuida de tus pies con un buen calzado

El verano es la época del año en que más maltrato sufren nuestros pies: la playa, el sol, las largas caminatas o andar descalzo son algunos de los muchos motivos que provocan un desgaste en nuestros pies. Pero, sobre todos ellos destaca llevar un calzado inadecuado como son las chanclas.

Por esta razón, es necesario saber qué es lo mejor para nuestros pies una vez haya finalizado el verano y de cara al invierno.

Claves para el buen cuidado de los pies

Cuida tus pies con un buen calzado

Muchas personas ignoran la importancia que tiene atender los pies de manera constante. Tanto antes de habernos provocado las heridas o dolencias como después, es fundamental seguir varias recomendaciones para mantener sanos nuestros pies. Así que, ¡toma nota!

1. En verano, más que nunca, necesitas hidratar correctamente los pies para evitar que surjan ampollas o sequedades en el talón.

2. Asimismo, secarlos de forma adecuada resulta igual de esencial que su hidratación, ya que utilizar espacios públicos como duchas o piscinas puede provocar la aparición de hongos y bacterias.

3. Cámbiate los calcetines. Tanto en verano como en invierno esto es esencial, ya que usar siempre los mismos calcetines provoca humedad en los pies. De este mismo modo, es recomendable que estos sean de fibras naturales para que el pie tenga una correcta transpiración y evitar así, dificultades en la circulación.

4. Controlar las plantillas y suelas del calzado. El buen mantenimiento de los zapatos es esencial, ya que sin ellos nos encontraríamos completamente desprotegidos. Por esto, revisa las plantillas y así evitarás la aparición de hongos o callos.

Ahora bien, estas medidas podrían resultar un fracaso si no elegimos un buen calzado para nuestros pies. Es por esto que, durante los meses de verano, se aconseja utilizar un calzado descubierto y transpirable, pero sobre todo, fabricado con fibras no perjudiciales para la piel.

Sin comentarios

Añadir un comentario