Cuidar las avarcas tras el verano

Cómo cuidar tus Avarcas tras el verano

Para los profanos en la materia, decir que las avarcas son unas cómodas sandalias artesanas mallorquinas, realizadas en piel. Serán precisamente la calidad de la piel y las propias características de los materiales empleados, los que hagan que, una vez te hayas sumado a esta tendencia de moda, debas conocer cómo cuidar de tus confortables sandalias.

Te contamos cómo cuidarlas no solo para que siempre parezcan nuevas, sino también para alargar la vida de estas piezas artesanas.

Los consejos sobre el cuidado y la limpieza de tus avarcas

Aunque el envejecimiento de cualquier artículo de piel es inevitable, no es menos cierto que existen algunos trucos que dilatan este proceso natural. De lo que no nos cabe duda, es de la importancia de la limpieza en la vida de tus sandalias. Está demostrado que un correcto mantenimiento hará que tus sandalias duren más tiempo.

Así, lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tipo de piel con el que está elaborada la sandalia que tengamos o que hayamos comprado. Todos nuestros diseños están realizados en piel, lo que simplifica estos consejos acerca de la limpieza.

Cepillar tus sandalias regularmente

Independientemente de que las vayas a limpiar en profundidad, es muy acertado que quites el polvo de tus avarcas de forma regular. Para ello, te recomendamos que compres un cepillo para la limpieza de la piel. Las cerdas no tienen que ser demasiado duras. Al contrario, la suavidad del cepillo será más acertada.

Usa un paño húmedo

Cuando la suciedad es superficial, bastará con que pases por la piel del calzado un paño humedecido. Verás cómo las manchas menos complicadas no necesitan nada más. Si hay manchas persistentes, tendrás que aplicar algún producto específico para la limpieza en seco de la piel.

La limpieza total de tus avarcas termina con la aplicación de alguna grasa o cera especial para pieles.

Sin comentarios

Añadir un comentario