Comprar avarcas menorquinas

comprar avarcas menorquinas

Comprar avarcas menorquinas

A estas alturas del año, ¿ya estás necesitando unas vacaciones? Ansías los días de verano y sol, ¿verdad? Seguro que sí. Y, sin duda, si eres una de esas personas que gustan de andar frescas, de pies a cabeza, cuando descansan o pasean, ya estarás planeando la compra de avarcas menorquinas, que, son tan cómodas que hasta el rey Felipe las usa, durante los fines de semana.

¿De qué se trata este consejo? Las avarcas menoquinas (esas sandalias de playa tradicionales que, si el clima lo permite, pueden ser usadas, todo el año) están confeccionadas en cuero crudo y cubren el talón y solo parte del empeine. Generalmente, suelen estar producidas con suela de goma (muchas veces, provenientes de neumáticos reciclados).

Este tipo de sandalias, de los más variados estilos (siempre respetando el modelo tradicional), es el elegido por caballeros, señoras y niños (cada temporada estival). Su éxito se debe, simple y sencillamente, a que se trata de un calzado sumamente confortable, que hace sentir, a quien lo usa, como si estuviera andando sobre algodones.

Efectivamente, en Menorca, centro de fabricación nacional e internacional de este tipo de productos (de allí, salen a conquistar el mundo), en gran variedad de colores y diseños, han sabido confeccionar un tipo de sandalia que remite al mundo rural, pero que se adapta perfectamente a los tiempos modernos e, incluso, las exigencias de la rutina actual, tan distinta a la de antaño.

En concreto, resulta un calzado flexible y resistente, que se adapta a todo tipo de pie y permite el movimiento, sin generar molestias ni transpiración, en verano, estación en la que, comúnmente, se lleva de la noche a la mañana.

Por eso, si ya estás pensando en el veranito y los paseos de julio y agosto, no dudes en optar por las avarcas menorquinas. Con seguridad, tus pies lo agradecerán.