Consejos para el cuidado del calzado en invierno

Consejos para el cuidado del calzado en invierno

Si de algo sabemos es de calzado. Por eso insistimos en la necesidad de cuidar los zapatos en invierno para que su vida útil sea lo más larga posible y tenerlos siempre con aspecto de nuevos. Lo primero que debemos saber es que cada tipo necesita cuidados diferentes teniendo en cuenta:

  • Los cambios de temperatura.
  • La época del año.
  • Su exposición a las condiciones meteorológicas.

Consejos para cuidar el calzado en invierno

Pasamos a enumerar una serie de consejos para conseguir mantener los zapatos de invierno como nuevos.

La limpieza adecuada

Unos zapatos limpios dan buena imagen de la persona. Debemos procurar mantenerlo sin manchas, especialmente evitando las que provengan de residuos grasos. Así prolongaremos su vida útil de manera considerable.

Conseguiremos una limpieza perfecta:

  • Para el de cuero. Lustrando y limpiando con un producto específico para cueros, especialmente los días de lluvia. La sal es también muy perjudicial. Si te cae en los zapatos acaba ocasionándoles grietas.
  • Para el de charol. Pasando un paño de algodón humedecido en leche y sacando brillo con un paño seco.

Evitar el calor

El calor es uno de los peores enemigos de los calzados de invierno. Por eso se deben alejar de los radiadores y de todos los aparatos que sean una fuente de calor (hornos, calentadores, fuegos, etc). Corremos el peligro de que se deformen y agrieten cuando se sequen.

En el caso de que los tengamos mojados, se pueden secar colocando dentro de los zapatos hojas de periódico o una toalla, con el fin de conseguir absorberles la humedad. Si se trata de zapatos de calidad, no tendría que haber motivo de preocupación.

Usar plantillas extraíbles

Es recomendable que tengan plantillas que sean extraíbles para:

  • Poder elegir según nuestros gustos.
  • Tener una mayor amortiguación.
  • Tener los pies más calientes.

No usarlos todos los días

El calzado se va desgastando al ser usado, es decir, tiene una durabilidad acotada en el tiempo. Esta durabilidad es mayor cuanta mayor sea la calidad que se ofrece en el proceso de fabricación.

Es recomendable que al menos un día a la semana dejemos descansar nuestros zapatos para prolongar de forma considerable su duración. Se trata de dejar que el cuero pueda respirar para, así, mantener durante más tiempo sus propiedades iniciales.

Almacenamiento adecuado

Si es posible, debemos usar la bolsa de sílice para guardar el zapato y volver a introducirlo dentro de la caja en el que venía. No se debe usar una bolsa de plástico o de material sintético porque su ventilación no es adecuada.

Calzado de calidad

Hemos visto una serie de consejos para proporcionar a los zapatos de invierno los cuidados que necesita para tener una durabilidad larga.

En Mónica Menorca llevamos muchos años ofreciendo calzado de calidad a mujeres, hombres y niños. Contacta con nosotros.

Sin comentarios

Añadir un comentario